La Fed subirá las tasas en diciembre y el mundo está endeudado en dólares

Escrito por Daniela Wechselblatt, CFA

La semana pasada se llevó a cabo una de las 4 reuniones más importantes que tiene la Fed en el año, y que los mercados siguen muy de cerca. Para repasar un poco, la Fed es el Banco Central de EEUU y su objetivo es controlar la inflación tanto como promover el crecimiento.

 

Marzo, junio, septiembre y diciembre son los meses en los que se reúne el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC*) y donde luego, la presidenta de la Fed, Janet Yellen, da una conferencia de prensa explicando el por qué de las decisiones que se toman en cuanto a política monetaria y exponiendo la visión que tienen estos miembros sobre la economía americana y la del resto del mundo. Recordemos que la política monetaria americana tiene impacto en todas las economías incluida la nuestra.

 

Ahora sí, nos adentramos en lo que se discutió en la reunión que se llevó a cabo la semana pasada. La Fed viene anunciando 3 aumentos de tasa de interés en 2017. La primera suba del año la hizo en marzo y la segunda en junio. En esta reunión de septiembre no se esperaba una nueva suba, porque el pronóstico esta puesto en diciembre. De todas formas, lo interesante es ver cuál es la ruta a seguir de acá hacia adelante. Se dijo durante la conferencia de prensa que sería imprudente mantener las tasas en este nivel hasta que la inflación alcance el 2%, lo que nos da a entender que se prevé una suba más antes de fin de año. Por otro lado, se sigue anunciando el plan de reducir el balance de la Fed que actualmente tiene de 4.5 trillones de dólares, y llevarlo a 3 trillones para el 2021.

 

Deudas en dólares: la otra cara de la moneda

En los últimos años, debido al crédito barato, tanto compañías como gobiernos de todo el mundo se endeudaron en dólares. Y la fiesta todavía continua, gracias al gradualismo extremo de la Fed en la tarea de subir las tasas. A continuación, vemos la deuda en dólares en relación al PBI de varios países emergentes, incluyendo Argentina.

 

¿Dónde está el problema?

 

Al ser deuda denominada en dólares, se debe pagar en dólares. Suena algo simple, pero se puede volver complicado si las monedas locales se debilitan como consecuencia natural de un proceso de suba de tasas en el país del norte. ¿Qué pasa cuando las tasas de EEUU suben? Aumenta la demanda de dólares y a los países emergentes se les podría complicar el panorama a la hora de afrontar los pagos. Por ejemplo, si el peso argentino se devalúa frente al dólar, hacen falta más pesos para pagar las deudas y eso generaría una presión crediticia para el país. Cuanto mayor es la deuda en dólares de un estado o empresa, más sensible va a ser a los movimientos de tasas de interés inducidos por la Fed. De todas formas, no perdamos de vista que si bien la Fed Funds Rate (única tasa sobre la que incide la Fed) aumenta, la tasa del bono del tesoro a 10 años se mantiene en una meseta y no superó el 2.5% en el último año. Mientras las cosas sigan así, la fiesta de la deuda sigue.

 

 

* La FOMC está conformada por 12 miembros: los 7 de la Junta de Gobernadores y 5 de los 12 presidentes de las diferentes reservas federales del país. La presidenta de la junta de gobernadores es también la presidenta de la FOMC, que como ya mencionamos, se trata de Yellen.

 

¿Estás buscando asesoramiento financiero? ¿Querés invertir de forma inteligente de la mano de especialistas que te guíen? Contactate con nuestro equipo.

————————————————————————————————————————

La información en este blog pretende ser útil y precisa para sus lectores. Sin embargo notar que no hay garantía de que la información sea precisa o que pueda cambiar de un momento a otro. Por favor notar que las opiniones vertidas en estas notas no constituyen una recomendación de compra o venta de ningún título valor. Quienes escriben estas notas no asumen responsabilidad por potenciales pérdidas que puedan surgir a partir de la lectura de las mismas. 

Pre-elecciones: ¿Lebacs, Letes o bonos en dólares?

Escrito por Daniela Wechselblatt, CFA

 

Este martes 19 de septiembre hay que tomar decisiones. Se viene un vencimiento de Lebacs clave antes de las elecciones y es ahora el momento en el que todos nos preguntamos: ¿Renovamos Lebacs? ¿Nos pasamos a bonos en dólares? ¿Compramos Letes?

Para empezar, veamos que nos dice el dólar futuro. De acuerdo a Rofex, hoy el mercado espera para diciembre el tipo de cambio se ubique en $18,16. Teniendo en cuenta que el dólar bolsa se encuentra en aprox. $17,10 y que la tasa de Lebac a diciembre comprándola en mercado secundario nos paga un 26.77% tenemos los siguientes escenarios:

 

  • El dólar con el que comprando Lebacs a diciembre saldríamos empatados está en $18,24 (break even point), apenas por encima del dólar futuro.
  • Si el dólar para diciembre se ubica por encima de $18.24, nuestra ganancia la perdemos con la devaluación en el tipo de cambio.
  • Si el dólar se ubica por debajo de $18,24 estaríamos ganando. Si realmente se cumple la expectativa del mercado de un dólar en diciembre a $18,16 nuestra ganancia anualizada sería de apenas 1,8% en USD.

 

¿Cuáles son las alternativas?

 

Lebacs, bonos en dólares y Letes.

 

1. Lebacs

Teniendo Lebacs nos exponemos al riesgo de tipo de cambio, en este caso nos manejamos con un rango muy ajustado. No es disparatado pensar que post elecciones se pueda ir a $18,50 o $19. Ahí le decimos adiós a la ganancia que sacamos con la tasa del Lebac y bienvenidas las pérdidas por devaluación. Con un tipo de cambio que para muchos está retrasado, el margen de ganancia es muy bajo en este momento. Para quienes prevén el ingreso de nuevas inversiones, tasas bajas en el mundo anclado la presión cambiaria y demás argumentos que les hagan pensar que el tipo de cambio no subirá, adelante con esta opción.

 

2. Bonos en Dólares

Con los bonos en dólares tenemos en juego la variable de tasas de interés. Si todo sale bien y luego de las elecciones el panorama es positivo, el spread se puede llegar a reducir beneficiando los bonos largos. Pero si EEUU continúa con su proceso de suba de tasas, esto afectará en mayor medida a los bonos con duración más larga, y veremos caer sus precios. A continuación podemos ver los rendimientos, empezando por 3,3% del Bonar 2018 hasta el 7,2% del bono al 2117 (columna “TIR”).

 

3. Letes

Las Letes son el instrumento para los más conservadores, quienes quieren dolarizar su cartera pero sin correr riesgo tasa de interés. Sería la opción “wait and see” (esperar y ver qué pasa). La última licitación de Letes que se llevó a cabo el 13 de diciembre dio una tasa del 2,78% para el plazo de 182 días y de 3,12% para el de 378.

 

Después de tanto número, ahora sí vamos con las conclusiones:

 

  • Si creemos que el dólar para diciembre va a estar por debajo de $18.24, compramos Lebacs y aprovechamos el carry trade. Esta opción va con un riesgo alto porque ante la primera subida nos quedamos sin ganancia.

 

  • Si creemos que el dólar va a superar los $18.24, dolarizamos la cartera comprando Letes o bonos en dólares. Letes para los más conservadores, bonos en dólares para los que están dispuestos a asumir riesgo de tasa de interés.

 

Una buena opción para quienes prefieren ser cautelosos es dolarizar su cartera hasta que pasen las elecciones y luego, con los datos sobre la mesa, volver a volcarse a Lebacs hacia noviembre y diciembre. Y para los indecisos, siempre está el blend: parte Lebacs, parte en Letes y parte en bonos en dólares.

 

¿Estás buscando asesoramiento financiero? ¿Querés invertir de forma inteligente de la mano de especialistas que te guíen? Contactate con nuestro equipo.

————————————————————————————————————————

La información en este blog pretende ser útil y precisa para sus lectores. Sin embargo notar que no hay garantía de que la información sea precisa o que pueda cambiar de un momento a otro. Por favor notar que las opiniones vertidas en estas notas no constituyen una recomendación de compra o venta de ningún título valor. Quienes escriben estas notas no asumen responsabilidad por potenciales pérdidas que puedan surgir a partir de la lectura de las mismas. 

Huracanes: industrias ganadoras y perdedoras

Escrito por Daniela Wechselblatt, CFA

 

Nos encontramos en medio de la temporada de huracanes en el hemisferio norte, más precisamente en EEUU y el Caribe. Harvey es el huracán que azotó el estado de Texas y, por otro lado, Irma al estado de la Florida. Mucha gente se nos acerca a preguntar qué consecuencias económicas trae sobre los mercados.

Lamentablemente los eventos fortuitos como los desastres climáticos también tienen consecuencias sobre nuestras inversiones, con lo cual siempre debemos estar monitoreando los mercados y hacer los ajustes que creamos necesarios.

 

Perdedores:

 

  • Compañías aseguradoras y reaseguradoras: Se calcula que los daños económicos causados ascienden a 150-200 mil millones de dólares entre ambos estados. Ya hay analistas que hablan de 300 mil millones. Y que de estas cifras, el monto a cubrir por las aseguradoras se estima en 130 mil millones, de acuerdo a analistas de Barclays. Las más afectadas son las compañías aseguradoras más pequeñas pero naturalmente todas sufrirán el impacto. No se trata de que vayan a quebrar, ya que todas tienen previsiones para este tipo de eventos, pero es dinero que hoy en día tienen invertido generando un interés, y que ahora les tocará desembolsar. Universal Insurance Holdings, HCI Group, XL Group, Prudential Financial, Allstate Corporation, son algunas de las firmas involucradas.

 

  • Transporte: Las aerolíneas se vieron forzadas a cancelar y reprogramar vuelos, también permitiendo que los pasajeros hagan un cambio en sus itinerarios sin cobrar la multa que normalmente costaría como mínimo 200 USD por pasajero. Se trata de un sector que se vio presionado por los huracanes.

 

  • Cruceros: El Caribe representa el 35% del mercado de cruceros mundial. Claramente es un rubro que fue afectado ya que muchos de ellos tuvieron que cancelar su partida. De todas formas, es una industria que se recuperará pronto.

 

  • Restaurantes: Las cadenas de restaurantes con una exposición considerable en Florida y Texas han sufrido la reducción en el consumo en estos últimos días y pueden llegar a tener más pérdidas por los daños físicos causados en los locales por los huracanes.

 

Ganadores:

 

  • Commodities: Los precios de algunos commodities que se producen en zonas que se inundaron a causa de los desastres climáticos subieron por la reducción en la oferta. Un ejemplo es el algodón y las naranjas. Por otro lado, commodities como la madera también subieron de precio en anticipación a un aumento en la demanda ya que se necesita la materia prima para la reconstrucción de los daños en viviendas, inmuebles, etc. Los precios de la gasolina también se dispararon, la mayor subida desde el huracán Katrina.

 

  • Tiendas de venta de insumos para el hogar e infraestructura: Muchísimas viviendas sufrieron daños. Se espera que aumente la demanda para las tiendas que venden materiales para la construcción. Home Depot o Lowe’s entran en esta lista.

 

Quienes hayan tenido algo de exposición a estos sectores, les recomendamos revisar la cartera para hacer los ajustes que crean necesarios. Tengamos presente que también se puede obtener exposición a estas industrias, no solo comprando o vendiendo las acciones de las compañías en cuestión, sino también a través de ETFs (Exchange Traded Funds) para apostar directamente al sector.

 

¿Estás buscando asesoramiento financiero? ¿Querés invertir de forma inteligente de la mano de especialistas que te guíen? Contactate con nuestro equipo.

————————————————————————————————————————

La información en este blog pretende ser útil y precisa para sus lectores. Sin embargo notar que no hay garantía de que la información sea precisa o que pueda cambiar de un momento a otro. Por favor notar que las opiniones vertidas en estas notas no constituyen una recomendación de compra o venta de ningún título valor. Quienes escriben estas notas no asumen responsabilidad por potenciales pérdidas que puedan surgir a partir de la lectura de las mismas. 

Cómo evaluar la salud de un mercado alcista

Escrito por Daniela Wechselblatt, CFA

Algunas de las grandes incógnitas que nos surgen en estos momentos son: ¿hasta cuándo subirá el mercado?, ¿cuándo se viene la próxima crisis financiera? A continuación les presento la opinión del colega Andres Cardenal sobre estos temas.

 

Escrito por Andres Cardenal, CFA

 

Muchos de los mercados bursátiles en todo el mundo acumulan suculentas ganancias a lo largo de los últimos años. En este contexto, una gran cantidad de inversionistas se están preguntando si es momento de tomar ganancias o si conviene mantener las posiciones de compra para incrementar los retornos.

La evolución de los mercados es siempre materia de probabilidades y no de certezas. Por definición, no puede conocerse a ciencia cierta la evolución futura de los precios, ya que esto depende de una enorme multiplicidad de factores, tanto conocidos como desconocidos.
Aclarado esto, existen algunas herramientas que pueden ayudarnos a evaluar la salud y la fortaleza de un mercado alcista cuando las interpretamos con inteligencia.

.
Complacencia y ánimo de mercado

Más allá de las variables típicas de análisis económico y financiero, el ánimo de los inversionistas en general juega un rol fundamental en la evolución de los precios. Habitualmente un techo de mercado se produce en un contexto de máximo optimismo, cuando la opinión generalizada es que los precios van a continuar por el camino ascendente. Por este motivo es que los cambios de tendencia en el mercado suelen ser tan dolorosos, porque muchas veces llegan cuando menos se los espera.

En primera instancia esta idea puede parecer contraintuitiva, ya que tendemos a pensar que el optimismo genera mercados al alza y viceversa. Esto es cierto en términos de la dirección de la tendencia, cuando el optimismo va en aumento, el mismo se ve reflejado en órdenes de compra, lo cual impulsa los precios al alza.

Por otro lado, los niveles extremos de optimismo son una pésima señal en cuanto a la evolución futura de precios. Si todo el mundo piensa que los mercados van a seguir subiendo, probablemente buena parte del dinero disponible para invertir en el mercado ya se encuentra comprado. Así las cosas, no queda mucho dinero fresco en términos de poder de compra que pueda seguir impulsando los precios al alza.

Algo similar sucede con el flujo de información y la posible evolución de las principales variables económicas. En tiempos de optimismo récord los mercados están esperando una evolución inusualmente favorable de los datos, lo cual incrementa las probabilidades de una decepción cuando las expectativas son extraordinariamente elevadas.

.
Una mirada hacia arriba y hacia abajo

Más allá del análisis tradicional relacionado con los gráficos de mercado y los diferentes niveles de soporte y resistencia, podemos analizar diferentes mercados y sectores para estudiar la salud de un mercado alcista.
En una mirada hacia arriba, podemos evaluar el comportamiento de diferentes mercados accionarios. Supongamos por ejemplo que queremos saber si un índice de Estados Unidos, como el S&P 500, puede continuar con su camino ascendente. Además de evaluar lógicamente el gráfico de precios del S&P 500, podemos analizar que sucede con los mercados en Europa y Mercados Emergentes.

En general la mayoría de los mercados bursátiles en todo el mundo tienden a mostrar correlación positiva. Es decir, lo más habitual es que se muevan en el mismo sentido a largo plazo, aunque el grado de correlación puede cambiar en un momento u otro. El punto principal es que si queremos evaluar la salud del mercado en Estados Unidos, podemos comenzar por evaluar la salud del mercado accionario global, entendiendo a las acciones como una clase de activo en si misma más allá del país en particular.

El ejemplo es bien ilustrativo cuando pensamos en mercados más pequeños. La acción de precios en Argentina, México, Colombia o Brasil seguramente tiene mucho que ver con la evolución de los mercados más grandes, como Estados Unidos, Europa, o China.

También es interesante analizar las cotizaciones en en el mercado de renta fija. Cuando los bonos de alto riesgo están teniendo mejores retornos que los bonos seguros, es probable que esto refleje buenas expectativas económicas y un elevado apetito por el riesgo en el mercado financiero. Generalmente este tipo de contexto en el mercado de renta fija es favorable para las subas de precios en el mercado de acciones.

En el mismo sentido, es recomendable analizar lo que sucede debajo de la superficie en términos de la evolución del índice. Una suba de mercado liderada por sectores cíclicos como tecnología, consumo discrecional, y sector financiero, es generalmente más sólida que cuando los precios son impulsados al alza por sectores de bajo riesgo, como servicios públicos o consumo masivo.

Conviene tener en cuenta que los mercados no suben ni bajan en línea recta, sino que siempre hay ajustes en el medio de una tendencia de largo plazo. Se dice que el mercado puede corregir vía precio o vía tiempo, el primer escenario implica cotizaciones a la baja, mientras un descanso via tiempo se ve reflejado en un mercado principalmente lateral

Un descanso vía tiempo, es decir, una consolidación lateral en medio de una tendencia ascendente, implica que las manos compradoras se encuentran fuertes, y que existe una elevado grado de convicción entre compradores. En cambio, cuando los inversores están dispuestos a desprenderse rápidamente de sus posiciones, esto refleja debilidad en términos de la salud del mercado.

Un proceso de rotación de mercado, en el cual algunos sectores ajustan y otros suben de precio, es interpretado habitualmente como un comportamiento saludable. En cambio, si la mayoría de los sectores muestra estancamiento o declinación, esto podría estar anticipando problemas mayores en cuanto a la continuidad de la tendencia alcista.

Siempre es importante analizar los diferentes indicadores desde una mirada integral y teniendo en cuenta las particularidades de cada contexto sin entrar en razonamientos demasiado esquemáticos.

Ningún indicador aislado puede despejar la incógnita sobre la evolución futura del mercado, sino que es tarea del inversor o el analista analizar y sopesar cuidadosamente la evidencia con una mirada lo más objetiva y abierta posible.

 

¿Estás buscando asesoramiento financiero? ¿Querés invertir de forma inteligente de la mano de especialistas que te guíen? Contactate con nuestro equipo.

————————————————————————————————————————

La información en este blog pretende ser útil y precisa para sus lectores. Sin embargo notar que no hay garantía de que la información sea precisa o que pueda cambiar de un momento a otro. Por favor notar que las opiniones vertidas en estas notas no constituyen una recomendación de compra o venta de ningún título valor. Quienes escriben estas notas no asumen responsabilidad por potenciales pérdidas que puedan surgir a partir de la lectura de las mismas. 
Facebook
TWITTER
Instagram