Brasil: alegrías, preocupaciones y ahorro de impuestos

Escrito por Daniela Wechselblatt, CFA

 

Llega la hora de las liquidaciones de ganancias y bienes personales en Argentina y empezamos a repasar cuales son los activos de renta fija mas beneficiosos a nivel impositivo. Muchos creerían que los bonos argentinos son los mejores posicionados, pero luego de la reforma tributaria, de ser completamente exentos quedaron gravados en ganancias al 15%.

 

Los bonos que ahora se llevan el trofeo son los brasileños, que quedaron exentos de ganancias y solo pagan bienes personales. Esto se da por la vigencia del convenio para evitar la doble imposición con Brasil.

 

¿Cómo quedaron los impuestos?

Bono brasileño: paga bienes personales paga y es exento en ganancias.

Bono argentino: exento de bienes personales y paga 15% ganancias.

Veamos un ejemplo.

 

Bono Brasileño

Suponiendo que al 31 de diciembre del 2017 tenemos invertidos 100 mil dólares en un bono brasileño, pagamos 500 dólares anuales de bienes personales (con una alícuota para el 2017 de 0.5%, para el 2018 será de 0.25% entonces pagaríamos 250 dólares anuales).

 

Bono Argentino

Ahora al 31/12 tenemos 100 mil dólares invertidos en un bono argentino que vamos a suponer que es el Bonar 24. En ese momento a una cotización de 1.1678 por dólar, se corresponde con 85631 unidades en valor nominal (cantidad de bonos que efectivamente tengo en cartera). Con un cupón de 8.75% (gravado al 15%), me da un monto a pagar de 1124 dólares anuales.*

 

Un argentino paga menos impuestos por financiar al gobierno de Brasil que al de Argentina.

 

Luego de la reforma tributaria en Argentina que gravó la renta financiera, es posible que en algún momento se revea este beneficio impositivo que se le da a los argentinos que deciden financiar la deuda pública de Brasil, pero por el momento no está ocurriendo y debemos aprovechar.

 

 

No todo es alegría y samba en Brasil

 

La economía más grande de Latinoamérica no se queda atrás en cuanto a problemas económicos y sociales. Si bien de acuerdo al gráfico a continuación podemos ver que Brasil esta saliendo de la recesión desde hace un año y tomó impulso en el primer trimestre del 2018, la situación de ahora es más complicada.

 

Debilidades:

 

  • Paro del sector de transporte extendido cortando importantes rutas y generando desabastecimiento. Golpe a la confianza del sector financiero.
  • Desempleo en niveles que superan los dos dígitos. 13.1% en marzo 2018.
  • Subas de tasas de interés en EEUU en los últimos meses que produjo salida de capitales.
  • Proyecciones de crecimiento del PBI fueron recortadas como consecuencia de lo anteriormente mencionado. Por ejemplo, Santander las recortó del 3.2% al 2% para el 2018.
  • Incertidumbre electoral. El candidato que encabeza las encuestas es Lula, pero al estar preso está imposibilitado de presentarse, y a su vez, se lo percibe como el menos comprometido con el ajuste fiscal. Bolsonaro, el segundo en intención de voto, está bastante lejos de Lula. Es un candidato polémico que es acusado de ser racista y defender la dictadura, razones que hacen que no logre despegar en popularidad. Ninguna de las opciones convence.

 

Fortalezas:

 

  • Inflación baja y estable.
  • Reservas internacionales en 365 mil millones de USD (para tener un punto de referencia, las reservas de Argentina son de 52 mil millones de USD). Esto le da bastante espalda a Brasil.

 

Como conclusión, podemos decir que está bien favorecer nuestra cartera con activos que tienen beneficios impositivos, pero sin excedernos. Hacerlo en su justa medida es clave porque si bien las reservas internacionales son un fuerte sostén, el panorama de cara a las elecciones es turbulento y esto seguramente aumente la volatilidad en los próximos meses. Tengamos en cuenta que puede costar más cara la falta de diversificación que los ahorros fiscales que conseguimos temporalmente.

 

*Tener en cuenta mínimos no imponibles.

 

¿Querés aprender más? Averiguá por el curso para aprender a invertir en bolsa que arranca el 5/6 acá o escribiendo a cursos@dwglobalinvestments.com

 

Les dejo la invitación de la CFA Society Argentina para el panel “Perspectivas Económicas para la Argentina y el mundo” que voy a estar moderando el día miércoles 6/6 a las 8:30hs en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires. Evento gratuito con inscripción.

————————————————————————————————————————

La información en este blog pretende ser útil y precisa para sus lectores. Sin embargo notar que no hay garantía de que la información sea precisa o que pueda cambiar de un momento a otro. Por favor notar que las opiniones vertidas en estas notas no constituyen una recomendación de compra o venta de ningún título valor. Quienes escriben estas notas no asumen responsabilidad por potenciales pérdidas que puedan surgir a partir de la lectura de las mismas. 

¿Qué es y cómo se aplica el análisis de retornos relativos?

Cuando analizamos los retornos de un activo, generalmente solemos hacerlo en forma absoluta, es decir, evaluando cuánto ganó o perdió el activo en cuestión durante un período de tiempo determinado. El colega Andres Cardenal nos presenta una mirada alternativa a la hora de medir los retornos.

Escrito por Andres Cardenal, CFA – Sala de Inversión

 

Evidentemente, los retornos absolutos pueden decirnos mucho sobre la evolución de precios, pero un análisis relativo de dicha acción de precios puede ser incluso más interesante y esclarecedor a la hora de tomar decisiones en los mercados.

 

¿Qué es el retorno relativo?

 

El retorno relativo no es otra cosa que la evolución de retornos de un activo frente a otro. Podemos, por ejemplo, medir el retorno relativo de las acciones de los Estados Unidos frente a mercados emergentes, y también podemos comparar el retorno de las acciones de Apple (AAPL) frente al mercado en general, o frente a las acciones del sector tecnológico en particular.

 

Analizar los retornos en forma relativa ofrece algunas ventajas importantes. En primer lugar, los estudios estadísticos indican que la fortaleza relativa de un activo tiende a mantenerse en el tiempo. Por lo tanto, los activos ganadores desde el punto de vista de los retornos relativos suelen seguir ganando, y viceversa.

 

Esto tiene implicancias claras y concretas para los inversionistas. A la hora de seleccionar alternativas de inversión, la fortaleza relativa de un activo debe ser considerada una ventaja en términos de los retornos esperados a mediano plazo.

 

Es importante tener en cuenta que en los mercados financieros, el capital tiene un costo de oportunidad, el cual en muchos casos es considerable. Cuando invertimos en un activo, ese dinero deja de estar disponible para otras alternativas, y por lo tanto, el retorno de las inversiones es siempre una cuestión relativa y no absoluta.

 

No solo queremos estar invertidos en activos que suben de precios, sino que entre los activos que suben de precios, queremos además estar invertidos en aquellos que suben con mayor fortaleza que otros para minimizar el costo de oportunidad y maximizar las ganancias. Esto es precisamente lo que nos indica el concepto de retorno relativo.

 

Adicionalmente, evaluar los retornos relativos puede brindarnos información muy valiosa al respecto del contexto de mercado y lo que ésto implica para la toma de decisiones. A menudo se dice que los precios reflejan información, y evaluar los precios relativos puede decirnos mucho sobre el mercado y la economía en general.

 

¿Querés aprender más? Averiguá por el curso para aprender a invertir en bolsa que arranca en junio acá o escribiendo a cursos@dwglobalinvestments.com

 

Aplicando el concepto de retorno relativo

 

A gran escala, el concepto de retorno relativo puede aplicarse para comparar los retornos de diferentes clases de activos, lo cual sirve para evaluar la acción de precios en el mercado y además para tomar decisiones concretas de inversión.

 

Por ejemplo, para evaluar las perspectivas de las acciones como clase de activos a escala global podemos tener en cuenta los retornos de los principales mercados accionarios frente a otras clases de activos, como bonos y materias primas. En la medida en que las acciones generan ganancias superiores a estas alternativas, entonces podemos decir que los retornos relativos de las acciones son alentadores.

 

En este sentido, es relevante observar la amplitud de los retornos relativos en los mercados de acciones. Por ejemplo, podemos evaluar diferentes regiones: Estados Unidos, Europa y Mercados Emergentes contra la acción de precios en otros tipos de activos, así como podemos también incluir diferentes industrias y sectores en el análisis. Mientras más amplia y extendida sea la fortaleza relativa de las acciones frente a otras clases de activos, mayor confianza podemos tener a la hora de invertir en acciones.

 

En el mismo sentido, un análisis de retornos relativos nos dice mucho sobre el nivel de apetito por el riesgo en los mercados. Por ejemplo, muchas veces se compara el retorno de los bonos de alto riesgo con el de los bonos de elevada calificación crediticia. Si los bonos de riesgo muestran un retorno relativo superior, entonces el mercado está dispuesto a asumir mayores niveles de incertidumbre con el objetivo de incrementar los retornos. En caso contrario, cuando los bonos de riesgo muestran retornos inferiores en términos relativos, el mercado está mostrando un aumento de la aversión al riesgo, buscando seguridad por sobre rentabilidad.

 

También puede evaluarse la acción de precios relativos en base a lo que esto nos dice sobre las expectativas económicas. Las ventas de productos de consumo discrecional – indumentaria, entretenimiento, restaurantes – dependen en mayor medida de la evolución de la economía que las ventas productos de consumo masivo, como alimentos, artículos de limpieza y productos de higiene personal.

 

Teniendo esto en cuenta, podemos comparar el retorno de un ETF de consumo discrecional, como el Consumer Discretionary Select Sector SPDR ETF (XLY) frente a un ETF de consumo masivo, como el Consumer Staples Select Sector SPDR ETF (XLP). Mientras mayores sean los retornos relativos del primero contra el segundo, mayor es el ánimo de los consumidores a juzgar por la acción de precios en el mercado financiero.

 

Los retornos relativos son también muy importantes para seleccionar acciones individuales dentro de un determinado sector. En palabras de Warren Buffett: “Una marea al alza levanta a todos los botes”, es decir, cuando una industria está de parabienes en el mercado financiero, es probable que incluso las compañías mediocres dentro de esa industria generen retornos atractivos.

 

Sin embargo, no todas las acciones en ese sector van a subir de precio en la misma medida. Analizar los retornos relativos puede ayudarnos a seleccionar cuáles son las mejores alternativas dentro de un sector en particular. De esta forma, podemos posicionarnos no solo en un sector mostrando una acción de precios favorables, sino también en los activos más prometedores dentro de esa misma industria.

 

————————————————————————————————————————

La información en este blog pretende ser útil y precisa para sus lectores. Sin embargo notar que no hay garantía de que la información sea precisa o que pueda cambiar de un momento a otro. Por favor notar que las opiniones vertidas en estas notas no constituyen una recomendación de compra o venta de ningún título valor. Quienes escriben estas notas no asumen responsabilidad por potenciales pérdidas que puedan surgir a partir de la lectura de las mismas. 

Suba de tasas y bonos argentinos, ¿qué nos espera?

Escrito por Daniela Wechselblatt, CFA

Ahora más que nunca teniendo en cuenta las subas de tasa de interés que se vienen en EEUU y considerando que esta fue una de las principales causas de la corrida cambiaria que vivimos en Argentina los últimos días, debemos repasar el concepto de duración de un bono (o“duration”, en inglés).

Cuando compramos bonos, existen dos principales riesgos a considerar. El riesgo de default y el riesgo de suba de tasas de interés. El primero ya lo abordamos en artículos anteriores (riesgo de default) y ahora nos vamos a concentrar en el segundo.

 

¿Querés aprender más? Averiguá por el curso para aprender a invertir en bolsa que arranca en junio acá o escribiendo a cursos@dwglobalinvestments.com

 

¿Qué es la duración de un bono?

 

Si bien existen varias definiciones, la más aplicable es la de la duración modificada. ¿Qué mide? Mide la sensibilidad del precio del bono ante cambios de tasa de rendimiento del mismo. ¿Y por qué variaría la tasa de rendimiento? Por movimientos en las tasas de rendimiento del mercado o cambios en el riesgo del emisor.

En este momento, la Reserva Federal de EEUU se encuentra en medio de un proceso de suba de tasas de interés de referencia (Fed Funds Rate) que poco a poco se transmite a la tasa del bono del tesoro a 10 años. Recordemos que cuando las tasas de interés suben, el precio de los bonos cae porque los rendimientos aumentan (TIR – Tasa Interna de Retorno), y estos ajustan por precio. Entonces si nos encontramos en un contexto de suba de tasas, cuanto menor sea la duración del papel, menos nos afectará la suba en el precio del papel.

Por ejemplo, cuando decimos que un bono tiene una duración de 3, estamos refiriéndonos a que ante la suba de tasa de interés de ese papel en un 1%, el precio se caerá en aproximadamente un 3%. De forma similar, si tenemos un bono con una duración de 10, ante una suba de tasa de interés del 1%, el precio del bono se caerá en un 10%.

En el gráfico a continuación podemos ver tanto la relación inversa precio/TIR (izquierda) y la duración modificada de un bono (derecha).

¿Cuáles son las aplicaciones prácticas?

  • Cuanto más largo es un bono, más le afecta la suba de tasas de interés y más caerá de precio. Por ejemplo, tenemos el Bonar 24 con vencimiento en 2024, amortización de capital a partir del 2019  y duración de 2.95.  Por otro lado, tenemos el Discount con vencimiento en 2033, amortización de capital a partir del 2024 y duración de 6.82. Si las tasas en EEUU aumentan (altamente probable que ocurra), el que más caerá de precio va a ser el Discount. De hecho, fue lo que vimos que ocurrió en las últimas semanas. El Bonar 2024 caerá menos.

 

  • Muchos deben estar pensando entonces qué sentido tiene comprar el bono más largo si puedo ir a uno corto. Lo que ocurre es que el mercado nos compensa por el riesgo extra que tomamos al ir a bonos largos y por eso el Bonar 24 rinde cerca del 6% y el Discount casi el 8%.

 

Ahora que entendemos el riesgo tasas de interés, ¿qué nos conviene hacer?

Acá es donde está la clave, si creemos que las tasas en EEUU van a subir sin pausa y de forma abrupta probablemente nuestra mejor opción sea ir al bono corto. Si en cambio creemos que la subida va a ser gradual y lenta de forma que el rendimiento más elevado más que compense una posible caída de precio del bono entonces tendríamos que ir por el bono largo. También deberíamos considerar que el deterioro de la calificación crediticia argentina afecta más a los bonos largos que a los cortos.

Como siempre, no solo tenemos que tomar en cuenta el contexto macroeconómico sino también evaluar cuánto riesgo estamos dispuestos a asumir por unos puntos más de rendimiento. Históricamente, las subas de tasas de interés en EEUU golpean fuertemente a los bonos de países emergentes por el efecto “aspiradora” de dólares que regresan al norte incentivados por las tasas más atractivas. Este efecto es sumamente peligroso para países como el nuestro que hoy en día dependen del financiamiento externo.

 

————————————————————————————————————————

La información en este blog pretende ser útil y precisa para sus lectores. Sin embargo notar que no hay garantía de que la información sea precisa o que pueda cambiar de un momento a otro. Por favor notar que las opiniones vertidas en estas notas no constituyen una recomendación de compra o venta de ningún título valor. Quienes escriben estas notas no asumen responsabilidad por potenciales pérdidas que puedan surgir a partir de la lectura de las mismas. 

¿Es un buen momento para invertir en mercados emergentes?

A la hora de implementar una estrategia de inversión inteligente, la diversificación internacional es una consideración muy importante a tener en cuenta. El colega Andres Cardenal nos va a dar su opinión en relación a las inversiones en mercados emergentes.

Escrito por Andres Cardenal, CFA – Sala de Inversión

 

Particularmente en tiempos en los cuales muchos inversionistas están preocupados por las elevadas valuaciones de los activos en los Estados Unidos, los mercados emergentes ofrecen valuaciones considerablemente más atractivas.

 

Motivos para invertir en mercados emergentes

 

En el último año, los retornos en mercados emergentes han superado moderadamente las ganancias que generaron los índices bursátiles estadounidenses. El principal ETF de acciones de mercados emergentes, el Vanguard FTSE Emerging Markets ETF (VWO), ha rendido cerca del 11,7% en los últimos doce meses contra un retorno del 10,4% del SPDR S&P 500 (SPY), el ETF que replica al índice S&P 500 de los Estados Unidos.

 

Sin embargo, desde una mirada de más largo plazo, los mercados emergentes han tenido ganancias sustancialmente más bajas. El retorno acumulado para el Vanguard Emerging Markets en los últimos 5 años es de un magro 1,9%, mientras que SPDR S&P 500 acumula una jugosa ganancia del 61,07% en el mismo período.

 

No es habitual que los mercados emergentes tengan retornos inferiores a los de países desarrollados en un contexto de precios al alza. Los mercados emergentes generalmente son más volátiles, pero suelen tener correlación positiva con los países desarrollados. Es decir, cuando las acciones en los Estados Unidos están subiendo con fuerza, lo más habitual desde una perspectiva histórica es que los precios en los mercados emergentes suban en forma aún más pronunciada.

 

Para explicar esta diferencia en la performance de diferentes mercados durante el último ciclo alcista de precios, pueden señalarse diversas variables que afectaron el desempeño de los mercados emergentes en este período. La inestabilidad económica en China, el incierto marco político-institucional en Rusia, y los problemas de corrupción y estancamiento económico en Brasil son algunos de los puntos más relevantes.

 

Sin embargo, el panorama parece estar cambiando, ya que los indicadores económicos en los mercados emergentes están mostrando señales alentadoras. Según estimaciones del Banco Mundial, la economía global va a crecer un 3,1% en 2018, impulsada principalmente por estos mercados, ya que se estima que tengan una tasa de crecimiento del 4,5% contra un crecimiento promedio del 2,2% para un el grupo de economías desarrolladas.

 

Lo cual es muy interesante, esta mejora en las expectativas económicas de mercados emergentes se da en un contexto en el cual las valuaciones de estos mercados son claramente atractivas frente a los niveles de precios en los Estados Unidos.

 

La tabla de aquí abajo, en base a datos de Morningstar, compara diferentes indicadores de valuación para el Vanguard Emerging Markets versus el SPDR S&P 500, y los datos muestran claramente que los niveles de valuación en los mercados emergentes son sustancialmente más convenientes que en los Estados Unidos:

 

Riesgos y niveles clave de precios a tener en cuenta

 

Desde el punto de vista de los riesgos, existen factores que son particularmente relevantes en mercados emergentes. Si bien las tasas de crecimiento económico son más elevadas, las economías de estos países suelen ser más volátiles e impredecibles. Adicionalmente, el marco político, regulatorio e institucional presenta niveles de incertidumbre muy superiores a los que se encuentran habitualmente en países desarrollados.

 

En términos de tendencias económicas, un posible incremento de los niveles generales de tasas de interés en los Estados Unidos suele tener un impacto negativo sobre los precios de los activos en mercados emergentes. Mayores tasas en los Estados Unidos atraen capitales hacia ese mercado, lo cual muchas veces implica salida de fondos en mercados emergentes, situación que se está observando en este momento.

 

Los precios de los commodities suelen tener correlación positiva con los retornos de los activos en mercados emergentes. Muchos de estos países son exportadores netos de energía, alimentos, y metales, por lo tanto, sus economías suelen fortalecerse en un contexto de precios alcistas para estos productos y viceversa.

 

La acción de precios de largo plazo muestra una potente recuperación de precios a partir del primer trimestre de 2016. Posteriormente, se observa un ajuste de precios que encuentra soporte en la zona de 45 dólares por unidad.

 

El nivel de 50 dólares por acción, que coincide con los máximos alcanzados en 2011, ha funcionado como resistencia en enero de 2018. Un primer objetivo alcista para el ETF Vanguard Emerging Markets consiste en una recuperación de esos valores, y una ruptura alcista por encima de los 50 dólares dejaría el camino despejado para ganancias adicionales a mediano plazo.

 

Por otro lado, en caso de quiebre bajista, puede identificarse un soporte de largo plazo en el rango comprendido entre 37 y 40 dólares por unidad. Este nivel ha funcionado como soporte en múltiples ocasiones a lo largo del período 2011-2016, y por lo tanto, se trata de una zona fundamental en cuanto a posibles soportes de las cotizaciones.

 

En conclusión, una posición en mercados emergentes ofrece algunas ventajas importantes en función de la mejora de los indicadores económicos en la región y los atractivos niveles de valuación que ofrecen estos activos. Si bien las acciones en mercados emergentes suelen ser más volátiles y riesgosas que en países desarrollados, la diversificación del portafolio ofrece grandes beneficios a la hora de optimizar la relación entre riesgo y retorno esperado.

 

¿Querés aprender a invertir? Para más info escribinos a cursos@dwglobalinvestments.com o dejanos tus datos acá.

————————————————————————————————————————

La información en este blog pretende ser útil y precisa para sus lectores. Sin embargo notar que no hay garantía de que la información sea precisa o que pueda cambiar de un momento a otro. Por favor notar que las opiniones vertidas en estas notas no constituyen una recomendación de compra o venta de ningún título valor. Quienes escriben estas notas no asumen responsabilidad por potenciales pérdidas que puedan surgir a partir de la lectura de las mismas. 

Las ganancias de las empresas crecen y los inversores miran para otro lado

Escrito por Daniela Wechselblatt, CFA

Antes de comenzar con el tema de hoy, les dejo nuestra mención en el diario El Cronista del lunes 30 de abril donde comentamos la importancia de entender los costos a la hora de operar diferentes activos para ahorrarnos dinero y obtener mejores rendimientos.

 

https://www.cronista.com/finanzasmercados/Fondos-comunes-de-inversion-cobran-hasta-mas-del-3-por-comisiones-20180430-0042.html

 

¿Querés aprender más? Averiguá por el curso para aprender a invertir en bolsa acá o escribiendo a cursos@dwglobalinvestments.com

 

Temporada de resultados de balances

 

Cuatro veces al año los directivos de toda compañía que cotiza en bolsa tienen que rendir cuentas a los accionistas, acreedores y a la comunidad inversora en general. Esto se da cuando reportan los resultados de balances trimestrales que nos muestran con detalle cómo le esta yendo a la empresa y cuál puede llegar a ser la perspectiva a futuro del negocio. Estamos hablando de información pública porque cualquier persona tiene acceso a ella.

Semanas anteriores hablamos de dos datos fundamentales en los que tenemos que poner nuestra atención cuando hay reporte de balances: ventas y ganancias. Esto va a ser lo que más impacte de forma inmediata en el precio de las acciones, pero no de manera directa.

 

¿Cómo juegan las expectativas?

 

Que la empresa gane dinero o que aumente sus ventas no significa que el precio de la acción vaya a subir. Esto se da cuando el reporte de resultados supera las expectativas de los analistas ya que es la parte “sorpresa”, la que no estaba contemplada. Recordemos que todo lo demás ya estaba descontado por el mercado.

 

Veamos que es lo que está ocurriendo este trimestre con el reporte de compañías americanas.

Mas del 70% de las empresas que hasta el momento anunciaron sus resultados superaron las ventas estimadas por los analistas, y más del 80% de ellas superaron las ganancias estimadas. Lo que llama la atención es que por más de que las ganancias y ventas sobrepasaron las estimaciones, el efecto en el precio en el día en que se dieron a conocer los balances fue mínimo, un promedio del 0.13% de suba.

 

¿Qué podemos concluir?

 

  • Los inversores intuían que los analistas ya estaban tirando para abajo las expectativas, como paso en los últimos trimestres.
  • Aunque las ventas y ganancias sean mejores a lo esperado, los inversores no esperan que esto se sostenga en el tiempo por mucho más, haciendo que las subas en los precios sean muy reducidas.
  • Es el primer trimestre donde ya se refleja el efecto del recorte de impuestos en los balances de las empresas, pero esto ya estaba casi descontado por completo en los precios desde antes.

 

Ya sea por estimaciones poco acertadas de los analistas o por el efecto de la reducción de impuestos, es interesante observar que las compañías están superando las ganancias esperadas más que en cualquier otro trimestre del pasado.

Por otro lado, hoy la Fed decidió no subir las tasas de interés de referencia. Si bien no se esperaba ningún cambio como consecuencia de la reunión de esta semana, el mercado estaba atento a este evento y el efecto fue de una pequeña baja en la tasa del bono del tesoro a 10 años ubicándose apenas por debajo del límite psicológico del 3%.

 

Vemos que los fundamentos se mantienen firmes y la economía americana continúa su sendero alcista. Pero luego del un excepcional 2017 sin altibajos y un mes de enero que continuó con viento en popa, en febrero finalmente los ruidos en la economía tenían que llegar (tensiones comerciales, problemas de las principales empresas tecnológicas como Facebook, entre otros) y todavía no despejan el camino para continuar con el alza.

 

 

————————————————————————————————————————

La información en este blog pretende ser útil y precisa para sus lectores. Sin embargo notar que no hay garantía de que la información sea precisa o que pueda cambiar de un momento a otro. Por favor notar que las opiniones vertidas en estas notas no constituyen una recomendación de compra o venta de ningún título valor. Quienes escriben estas notas no asumen responsabilidad por potenciales pérdidas que puedan surgir a partir de la lectura de las mismas. 
Facebook
TWITTER
Instagram