Cómo alejarse del riesgo argentino: bonos extranjeros

Escrito por Daniela Wechselblatt, CFA

Con un escenario cada vez más comprometido para la Argentina y no apto para cardíacos, es buen momento para mirar bonos de otros países y diversificar. Existe un mundo de renta fija de países desarrollados como por ejemplo EEUU, Francia, Alemania, Reino Unido, Japón. Y no me voy a centrar en los bonos soberanos (que de hecho rinden poco por tratarse de deuda de países más seguros), las opciones más interesantes se encuentran en los bonos corporativos. Se trata de la deuda emitida por empresas para financiar su operatoria.
bonos extranjeros
 
Hoy en día, con la suba de tasas de interés que hay en EEUU y que arrastra al resto del mundo, se pueden encontrar bonos de mejor calidad con tasas de rendimiento para todos los gustos.
 
Veamos ejemplos de bonos grado de inversión para un perfil conservador:

Como muestra la tabla, están los ultra conservadores como por ejemplo el bono de Apple (TIR de 3.51%), que se encuentra sólo un escalón más abajo que el bono del tesoro americano. Asimismo, están los de bancos europeos como el del Royal Bank of Scotland (TIR de 5.02%) y los de compañías tecnológicas como en este caso de fabricación de discos rígidos, Seagate (TIR de 5.5%).
 
Por otro lado, hay bonos para un perfil más moderado como los siguientes:

L Brands, con Victoria’s Secret como la principal marca dentro de su portafolio (TIR de 7.06%) o Centurylink (TIR de 7.47%) de telecomunicaciones.
 
 
¿Por cuánto tiempo conviene tener estos bonos?
 
No hay un tiempo mínimo de permanencia ya que al ser líquidos (tienen un elevado volumen de negociación diario), el spread entre la compra y la venta es muy bajo. Lo que sí tenemos que considerar es el costo del bróker en caso de que nos cobren por entrar y salir.
 
¿Por qué invertir en bonos?

  • Son una fuente adicional de ingresos:

Existen dos principales fuentes de ingresos cuando se compra un bono: la apreciación del capital (en caso de que sea comprado a un precio por debajo de la par) y la renta periódica que proporciona. Por ejemplo: Un bono que fue adquirido por USD 900 con un cupón del 7% anual en dólares por un plazo de 5 años pagará USD 35 cada 6 meses y al final del período devolverá USD 1000 (valor nominal), generando una tasa de retorno final del 9.61%. De esta forma hacemos que nuestro capital trabaje y genere fuentes adicionales de ingresos.

  • Son ingresos predecibles:

Las inversiones en bonos suelen pagar intereses cada seis meses y lo hacen por un monto preestablecido por el cupón (USD 35 semestral, como en el ejemplo anterior). ¿Qué significa esto? Que provee un flujo de ingresos predecible. Podemos estar juntando dinero para comprar una propiedad o simplemente utilizar los cupones para pagar nuestras vacaciones. Sea cual fuese el destino de la renta, lo importante es que contamos con un calendario de pagos que nos permite planificar. Esta es una razón fundamental por la que la gente elige invertir en bonos.
 
¿Cómo diversificar la inversión en bonos?
 
Desde el punto de vista de un inversor global, lo ideal es hacerlo por zona geográfica y por industria. Ahí es donde el mercado argentino nos queda chico. ¿Qué pasa si alguna de las compañías emisoras (o estados, si lo queremos llevar al caso local) está atravesando dificultades o corre algún peligro de cesación de pagos? Tenemos muchos otros bonos de diferentes emisores que tienen baja correlación entre sí y que probablemente se mantengan estables entonces nuestra cartera se va a ver poco afectada. Justamente a este punto queremos llegar. Idealmente conviene tener más de 10/15 emisores diferentes, al armar un portafolio de inversión es erróneo sobre concentrar en uno. La diversificación nos suma, reduce el riesgo y es fundamental para proteger nuestras inversiones.
 
¿Querés aprender cómo invertir en estos bonos? Sumate al Seminario de Bonos que se dicta el miércoles 5 de septiembre a las 18:30 hs. ¡Todas las herramientas para empezar a operar en una sola clase! Inscripción y más información acá
Si sólo querés que te ayudemos con la inversión en bonos escribinos a info@dwglobalinvestments.com
curso inversiones
 

———————————————————————————————————

La información en este blog pretende ser útil y precisa para sus lectores. Sin embargo notar que no hay garantía de que la información sea precisa o que pueda cambiar de un momento a otro. Por favor notar que las opiniones vertidas en estas notas no constituyen una recomendación de compra o venta de ningún título valor. Quienes escriben estas notas no asumen responsabilidad por potenciales pérdidas que puedan surgir a partir de la lectura de las mismas. 

Por qué y cómo invertir en China a largo plazo

Sin lugar a dudas, el ascenso de China como una de las principales superpotencias económicas a escala global es uno de los factores más importantes a tener en cuenta desde una mirada estratégica de nuestras inversiones en el largo plazo.

A continuación, el colega Andres Cardenal nos señala algunos puntos importantes a tener en cuenta a la hora de analizar la posibilidad de invertir en acciones en el gigante asiático de cara a los próximos años.

 

Escrito por Andres Cardenal, CFA – Sala de Inversión
.
Oportunidades y riesgos de invertir en China

No es ningún secreto que las tasas de crecimiento económico de China son materialmente superiores a las que se observan en otros países. El Fondo Monetario Internacional (FMI) calcula para este año un crecimiento del 6,6% en el PBI del gigante de Asia, y estima que las tasas de crecimiento anual se van a mantener en el rango de entre 6,6% y 5,5% hasta el año 2023.
 
Este vigoroso crecimiento económico se ve reflejado en una exponencial expansión de la clase media en ese país. Actualmente se calcula que cerca de 430 millones de personas en China pertenecen a la clase media, mientras que para el año 2025 esta cifra podría aumentar a 780 millones de personas, según las estimaciones de los analistas.
 
Las autoridades políticas están implementando una serie de medidas con el objetivo de incentivar el consumo. En este contexto, la consultora Bain & Company estima que el nivel de consumo en China prácticamente va a duplicarse entre 2016 y 2027, aumentando desde 4,3 billones de dólares anuales a 8,2 billones en el período.
 
Evidentemente, esta expansión del crecimiento económico y del consumo a largo plazo puede presentar oportunidades extraordinarias para los inversores que sepan posicionarse inteligentemente en el mercado de China.
 
En cuanto a los riesgos, en el corto plazo, los precios de los activos en el gigante asiático están fluctuando considerablemente en función de las cuestiones relacionadas a la guerra comercial con los Estados Unidos, las diferentes medidas arancelarias que imponen ambos países y los movimientos de tipo de cambio que se generan en función de la incertidumbre sobre políticas económicas y comerciales.
 
A más largo plazo, es importante seguir de cerca la evolución del marco político-institucional en China y las principales variables económicas. Se trata de un caso muy especial por su sistema político-económico mixto, con un modelo agresivamente capitalista en lo económico y un sistema principalmente comunista en lo político. Así las cosas, el inversor no debe perder de vista los riesgos que esto implica.
 
Niveles de valuación
 
Un punto saliente es el de las atractivas valuaciones que ofrecen los activos en China en comparación con los precios disponibles en los Estados Unidos.
 
El cuadro siguiente compara diferentes indicadores de valuación para los dos principales ETFs que ofrecen exposición al mercado de China y los Estados Unidos: el iShares China Large-Cap ETF (FXI) y el SPDR S&P 500 Trust ETF (SPY).
 
Observando indicadores como el ratio Precio/Ganancias en base a los resultados estimados para el año próximo, Precio/Valor Libros, Precio/Ventas, Precio/Flujo de Caja, y Rentabilidad por Dividendos, las acciones de China ofrecen valuaciones considerablemente más bajas en todos los indicadores analizados:

Los diferentes niveles de valuación no dicen demasiado sobre las perspectivas de un mercado en el corto plazo. Sin embargo, a largo plazo la evidencia estadística demuestra que existe una clara relación inversa entre los niveles de valuación que ofrece un mercado y los retornos futuros de la inversión. En el caso de la comparación entre China y los Estados Unidos, queda claro que los precios de entrada son considerablemente más atractivos en el gigante oriental.

.

Invirtiendo en China mediante ETFs

.

Para el inversor en busca de exposición a las oportunidades que ofrece el mercado de China sin la necesidad de asumir el riesgo en acciones individuales, los ETFs pueden ser una alternativa muy interesante, ya que estos instrumentos ofrecen acceso a una cartera diversificada de acciones a costos convenientemente bajos y mediante un vehículo de fácil acceso.

.

El iShares China Large Cap (FXI) es el ETF de mayor tamaño con exposición a China. Este instrumento cuenta con una base de activos de más de 4.050 millones de dólares, y ofrece un portafolio compuesto por 50 compañías de gran tamaño en China. Los sectores más representativos en el portfolio son servicios financieros (48,4%), tecnología (11,2%) y energía (10,86%). El iShares China Large Cap tiene un costo de gestión del 0,74% anual.

.

Una alternativa más dinámica y con mayor exposición a negocios de alto crecimiento es el KraneShares CSI China Internet ETF (KWEB). Este ETF ofrece exposición a 43 compañías chinas en negocios relacionados a Internet, dando mayor ponderación a las empresas de mayor capitalización bursátil. El KraneShares CSI China Internet ETF cuenta con un portafolio altamente concentrado en tecnología: un 61,97% del capital está enfocado en este sector, mientras que el sector de consumo cíclico aporta un 27,46% del portafolio. El costo de gestión es del 0,7% anual.

.

Por otra parte, el Global X China Consumer ETF (CHIQ) es un ETF que apuesta a beneficiar al inversor en base a las tendencias de consumo y el crecimiento de la clase media en China durante los próximos años. Un 57,67% del portafolio está enfocado en consumo cíclico, un 29,69% en consumo defensivo y un 11,06% en el sector industrial. El Global X China Consumer ETF tiene un costo de gestión del 0,65%.

.

Ayer terminó una nueva edición del curso Aprendé a Invertir en Bolsa con la docente Daniela Wechselblatt y el periodista invitado Mariano Gorodisch.
¿Querés aprender más? Sumate al Seminario de Bonos (locales y del exterior) que se dicta el miércoles 6 de septiembre a las 18:30 hs. ¡Todas las herramientas para empezar a operar en una sola clase! Encontrá más información acá o escribinos a cursos@dwglobalinvestments.com
curso inversiones

———————————————————————————————————

La información en este blog pretende ser útil y precisa para sus lectores. Sin embargo notar que no hay garantía de que la información sea precisa o que pueda cambiar de un momento a otro. Por favor notar que las opiniones vertidas en estas notas no constituyen una recomendación de compra o venta de ningún título valor. Quienes escriben estas notas no asumen responsabilidad por potenciales pérdidas que puedan surgir a partir de la lectura de las mismas. 

Al mal tiempo buena cara: 3 opciones de inversión ultra conservadoras

Escrito por Daniela Wechselblatt, CFA

“En este mundo nada es seguro, excepto la muerte y los impuestos”, gran frase de Benjamin Franklin. Y en este país la segunda condición aplica post blanqueo, por supuesto.

En un escenario de alta volatilidad y con mercados revueltos esta frase vuelve a resonar cada vez con más fuerza. El capítulo de esta semana trata sobre el desplome de Turquía. Además de verse afectado por la suba de tasas en EEUU como todos los emergentes, mantiene relaciones ásperas con el país del norte. No solo por los roces diplomáticos que hubo en el último tiempo sino también por el anuncio de Trump de la semana pasada diciendo que duplicaría los aranceles sobre acero y aluminio proveniente de este país. Estos fueron los disparadores de semejante caída. Argentina, para no quedarse atrás, por más de que las relaciones con EEUU sean favorables se mantiene firme en el ranking luego de Turquía entre los emergentes más vulnerables (por las razones económicas ya conocidas).
 
Si bien la bolsa americana sigue en ascenso, ante este escenario de incertidumbre es muy oportuno repasar las inversiones más conservadoras que podemos llegar a encontrar:
 

  • Bonos del Tesoro americano

Es la inversión más segura del planeta por excelencia. Se lo considera un activo libre de riesgo. ¿Por qué? Es deuda nada más ni nada menos del país que tiene la potestad de emitir dólares. Posee uno de los grados de seguridad jurídica más elevados y un mercado interno inmenso que fortalece la economía del país. El dólar es considerado reserva de valor para todos los inversores del mundo y los bonos del tesoro sirven como refugio que resistió todo tipo de crisis. Desde el 2009 que la Reserva Federal inició una era de tasas de interés bajas y ahora estamos vivenciando la suba. En este último mes el rendimiento del bono del tesoro americano a 10 años rondó el 3% anual, que es más que lo que rinden hoy en día algunos alquileres de departamentos en Buenos Aires. En el gráfico a continuación vemos el rendimiento del bono en el último año.

Por otro lado, con un nivel apenas mayor de riesgo y de rendimiento tenemos bonos de compañías de primera línea como los de Apple o de Walt Disney que rinden 3.5% y que tienen de las calificaciones crediticias más altas dentro de lo que son los bonos corporativos. Claro está que aunque los vencimientos sean a 10 años, al ser instrumentos muy líquidos nos da la ventaja de entrar y salir cuando queremos.
 

  • Oro

Históricamente se utilizó como reserva de valor pero es un arma de doble filo. Tener oro físico en una caja de seguridad puede generarnos la ilusión de seguridad pero en verdad se trata de un commodity que sufre fuertes fluctuaciones en su precio. Una forma práctica de adquirir oro hoy en día es a través de la compra del ETF de oro físico cuyo ticker es GLD. Este instrumento es administrado por una de las empresas de ETFs más grandes del mundo que maneja 334 mil millones de dólares y nos da la flexibilidad de operar un instrumento líquido. Esto se puede hacer fácilmente desde una cuenta en el exterior.
 

  • Letes en dólares

Es la opción más conservadora dentro del abanico de activos argentinos, aunque ya por el simple hecho de ser deuda del el gobierno podría encender nuestras alertas. Hoy se consiguen Letes a 5 meses en el mercado secundario con un rendimiento de 5.29% anual en dólares. Nada despreciable.
 
Desde ya que existen otros instrumentos de protección de portafolio como los puts, que garantizan un piso de venta de las acciones, pero son para un inversor más sofisticado y prefiero dejarlos de lado por el momento. Estos 3 tipos de activos que mencioné definitivamente nos pueden dejar dormir tranquilos, sobre todo los bonos del tesoro americano. De todas formas siembre debemos tener presente que no existe rentabilidad sin riesgo.
 
 
Si queres invertir en alguno de estos activos te podemos ayudar. Contactate con nuestro equipo. 
 
————————————————————————————————————————

La información en este blog pretende ser útil y precisa para sus lectores. Sin embargo notar que no hay garantía de que la información sea precisa o que pueda cambiar de un momento a otro. Por favor notar que las opiniones vertidas en estas notas no constituyen una recomendación de compra o venta de ningún título valor. Quienes escriben estas notas no asumen responsabilidad por potenciales pérdidas que puedan surgir a partir de la lectura de las mismas. 

Atrapados en la deuda argentina

Escrito por Daniela Wechselblatt, CFA

 
Los bonos argentinos que inicialmente se presentaban como una salvación post blanqueo para quienes querían “ahorrar” impuestos, ahora son la pesadilla que le impide dormir a más de uno. Se arregló la asistencia financiera con el Fondo Monetario Internacional, nos subieron a la categoría a mercado emergente pero nada parece ser suficiente como para salir del pozo en el que entramos. ¿Por qué?

 
 
Se deben alinear los planetas para que los bonos argentinos suban
 
Acá viene la primera cuestión: se trata de un tema de exposición y tamaño de posiciones. Cuando se da la situación en la que hay una buena cantidad de gente esperando el “repunte” de un instrumento para poder salir se vuelve difícil que eso suceda porque cada vez que los bonos tomen un sendero alcista, habrá una masa de inversores dispuestos a salir y empujando nuevamente los precios para abajo. ¿Por qué ocurre esto y en lugar de querer salir no compran más para aprovechar? Evidentemente este desplome tomó a los argentinos por sorpresa y sobreexpuestos a la deuda local. ¿Y qué pasa con los fondos del exterior? Los que siguen índices de deuda de mercados emergentes también ya tenían exposición con poco margen para aumentarla.
 
La segunda cuestión refiere a la coyuntura local existente: hay una encrucijada no resuelta. El acuerdo con el FMI exige de un ajuste fiscal importante en un momento en el que las elecciones presidenciales cada vez están más cerca y se vuelve difícil lograrlo. ¿Cómo recortar el gasto público cuando la fiesta recién esta por comenzar? De todas formas el gobierno entiende que si no cumple con la meta fiscal del FMI y no recibe los próximos desembolsos tampoco puede ganar las elecciones. El precio de los bonos ya no descuenta un triunfo de Cambiemos como sí lo hacía el año pasado sino que incorpora en el precio un escenario de incertidumbre. Cuanto más aumenten las chances de una posible vuelta de Cristina, más se golpearán los bonos. La buena noticia es que hoy en día a pesar de la situación económica del país complicada su imagen positiva sigue siendo relativamente baja.
 
A todo esto se le suma la tercera cuestión que merece ser mencionada aparte por tener como drivers tanto el contexto local como el externo. Hablamos nada más ni nada menos que de la inestabilidad cambiaria. En la última corrida que se dio entre mayo y junio, el desencadenante fue la apreciación del dólar en el mundo como consecuencia de la suba de tasas de interés en EEUU. Pero en el caso de Argentina este efecto se vio agravado por la falta de confianza y por la lectura de algunos jugadores del mercado que entendieron que a la Argentina se le empezó a cerrar el crédito y huyeron hacia el norte como golondrinas. No es por casualidad que fuimos el único país de la zona que tuvo que acudir al FMI en medio de la corrida. Esto también presiona al gobierno a mantener las tasas de Lebacs en el nivel elevado de hoy en día que es algo que no podrá durar para siempre.
 
El juego del carry trade este año se agotó, y quienes terminaron adentro quedaron “patas para arriba”. Veamos el top ten de bonos de países emergentes perdedores en monedas locales en lo que va del 2018. Peleando el podio con Turquía, nos llevamos el segundo puesto.
 

No debemos olvidar que la devaluación fuerte también genera una presión inflacionaria y que perjudica al país en el cumplimiento de la otra de las metas del FMI.
 
Una cuarta cuestión puede venir de la mano de Brasil, principal socio comercial de Argentina. Recordemos que se exportan autos, bienes agrícolas, químicos, entre otros. La situación del país vecino es muy relevante en nuestra economía. Su recuperación podría ser una bocanada de aire fresco en términos comerciales, así como su debacle contribuiría a nuestro hundimiento.
 
¿Qué tiene que darse para que se alineen los planetas?
 

  1. Que la suba de tasas de la Fed se dé más lenta de lo previsto para que no aumente el costo de financiamiento y prevenir corridas cambiarias.
  2. Que la Argentina pueda cumplir las metas del FMI: que se reduzca el déficit fiscal y la inflación.
  3. Que Cambiemos gane las elecciones del año próximo.
  4. Que se recupere económicamente Brasil.
  5. Y que todo esto ayude a reestablecer la confianza perdida de los inversores.

 
Es difícil pedir que se den todas estas condiciones, con lo cual es probable terminar en algún punto intermedio y seguir en modo “supervivencia” rezando que no se agoten las fuentes de financiamiento que son el combustible que necesita un modelo económico con déficit fiscal financiado con deuda externa. Por lo pronto seguiremos atrapados en la deuda argentina.
 
¿Querés aprender a invertir? Averigua por el próximo curso completo para Aprender a invertir tu dinero que comienza en septiembre y aprovechá el descuento de la pre-inscripción. Info e inscripción: cursos@dwglobalinvestments.com 
 
Les comparto la nota que salió en El Cronista este martes 7/8 donde hablo de los rendimientos históricos de la bolsa de EEUU y de las oportunidades de inversión.

 
————————————————————————————————————————

La información en este blog pretende ser útil y precisa para sus lectores. Sin embargo notar que no hay garantía de que la información sea precisa o que pueda cambiar de un momento a otro. Por favor notar que las opiniones vertidas en estas notas no constituyen una recomendación de compra o venta de ningún título valor. Quienes escriben estas notas no asumen responsabilidad por potenciales pérdidas que puedan surgir a partir de la lectura de las mismas. 

La importancia de la innovación a la hora de invertir en acciones

Cuando se trata de invertir en acciones, la capacidad de innovación de la compañía es un factor de éxito determinante. Existe un amplio consenso al respecto de la importancia de esta variable; sin embargo, muchas veces es difícil en la práctica seleccionar las empresas más innovadoras en el mercado. El colega Andres Cardenal nos va a señalar algunos puntos clave para invertir con éxito en acciones de este tipo.

Escrito por Andres Cardenal, CFA – Sala de Inversión

 
Disponibilidad de recursos y voluntad de innovación
 
A la hora de seleccionar compañías innovadoras, pueden aplicarse diferentes enfoques a la materia. Un punto central es la relación que existe entre el tamaño de la firma, su posicionamiento de mercado, y su capacidad innovadora.
 
Las empresas más grandes cuentan con mayores recursos para invertir en investigación y desarrollo de productos, lo cual obviamente tiene una relación directa con el grado de innovación del negocio. Habitualmente se analiza el gasto en investigación y desarrollo como porcentaje de la facturación del negocio. Si dos compañías en el mismo sector invierten 10% de sus ventas, pero una factura el doble que la otra, la empresa más grande cuenta con el doble de capital disponible para investigación y desarrollo.
 
¿Estás buscando asesoramiento financiero? ¿Querés invertir de forma inteligente de la mano de especialistas que te guíen? Contactate con nuestro equipo. 
 
Otro punto saliente es de la capacidad para adquirir nuevas compañías con productos innovadores. Por ejemplo, en industrias como consumo masivo, salud y tecnología, es muy habitual que las firmas más grandes adquieran jugadores pequeños que puedan representar un aporte importante en términos de capacidad de innovación.
 
En este caso, el tamaño del negocio es una ventaja clave a la hora de tener acceso a los recursos financieros necesarios para realizar la adquisición. Además, el posicionamiento estratégico de la compañía más grande puede generar mucho valor.
 
Por ejemplo, cuando Coca-Cola (KO) compra una pequeña empresa de bebidas saludables, o cuando Johnson & Johnson (JNJ) compra un pequeño laboratorio con medicamentos prometedores, la firma de mayor tamaño puede comercializar esa bebida o medicamento en una enorme red de ventas, capitalizando su presencia global y su escala de logística y distribución. Además, la compañía más grande puede potenciar esos productos con agresivas inversiones en marketing y publicidad que una empresa más pequeña no está en condiciones de realizar.
 
Por otro lado, si bien la capacidad de innovación muchas veces se ve favorecida por el tamaño del negocio, la voluntad para innovar agresivamente suele observarse con mayor frecuencia e intensidad en compañías pequeñas.
 
Las empresas grandes muchas veces han construido su éxito en base a productos, enfoques y estrategias que resultaron innovadores en el pasado. Por lo tanto, tienen habitualmente incentivos para proteger su negocio frente a la presión innovadora de la competencia. Así las cosas, en las firmas grandes suele primar una mentalidad defensiva y conservadora, la cual no favorece para nada a la innovación.
 
En el mismo sentido, el impacto de la innovación exitosa muchas veces se siente en mayor magnitud en una compañía de menor tamaño. Un nuevo producto con una facturación de 50 millones de dólares implica un crecimiento del 50% para una empresa que estaba facturando 100 millones antes del lanzamiento. En cambio, para una compañía con una facturación anual de 1000 millones de dólares, ese nuevo producto innovador representa un incremento de solo 5% en la facturación.
 
En conclusión, si bien los líderes de mercado suelen disponer de mayores recursos y facilidades para innovar, lo más habitual es que la innovación exitosa y transformadora se de con mayor frecuencia en compañías pequeñas que están dispuestas a asumir riesgos para ganar mercados y clientes.
 
La importancia de la cultura y el liderazgo corporativo en materia de innovación
 
Relacionar a la innovación con el tamaño de la empresa y su posicionamiento de mercado puede brindarnos solo algunas aproximaciones interesantes. En el fondo, la verdadera medida de la capacidad de innovación de una compañía está dada por la cultura de la organización y la visión de su equipo de liderazgo.
 
El caso de Netflix (NFLX) puede ser un ejemplo paradigmático al respecto. En el año 2011, la compañía se había convertido en un líder de mercado en el negocio de alquiler de DVDs gracias a su exitoso modelo de negocios basado en membresías. Sin embargo, su equipo directivo creía que el streaming online sería el futuro de la industria, si bien las posibilidades tecnológicas en aquel momento de la historia eran bastante limitadas.
 
En aquel entonces, apostar al streaming online implicaba herir de muerte al principal negocio de Netflix a cambio de una oportunidad de crecimiento en un negocio que presentaba enormes desafíos técnicos y comerciales.
 
En palabras de Red Hastings, fundador y CEO de Netflix:
 
“Mi mayor temor en Netflix ha sido que no seamos capaces de dar el salto desde el éxito en DVDs al éxito en streaming. La mayoría de las compañías que son muy buenas en algo no se convierten en muy buenas para otra cosa, porque tienen miedo de afectar su negocio inicial. Eventualmente, estas empresas reconocen su error de no enfocarse lo suficiente en los temas nuevos, y luego la compañía lucha desesperadamente por recuperarse. Las firmas raramente mueren por moverse demasiado rápido, y frecuentemente mueren por moverse demasiado despacio”.
 
El final de la historia es conocido: Netflix es hoy en día el líder mundial en streaming de video, lo cual ha beneficiado enormemente a los accionistas en la compañía. Sin embargo, no debe perderse de vista el riesgo que implicó en su momento apostar a un modelo de negocios mucho más arriesgado e innovador.
 

———————————————————————————————————

La información en este blog pretende ser útil y precisa para sus lectores. Sin embargo notar que no hay garantía de que la información sea precisa o que pueda cambiar de un momento a otro. Por favor notar que las opiniones vertidas en estas notas no constituyen una recomendación de compra o venta de ningún título valor. Quienes escriben estas notas no asumen responsabilidad por potenciales pérdidas que puedan surgir a partir de la lectura de las mismas. 
Facebook
TWITTER
Instagram