Radiografía de la economía americana: con ruidos pero sana

Escrito por Daniela Wechselblatt, CFA

Es claro que EEUU se encuentra en una etapa de auge económico. ¿Cuáles son los indicios que lo confirman?

 

  • Una expectativa de inflación en aumento que caracteriza esta etapa. En lo que va del 2018, junio y julio fueron los meses con inflación más elevada alcanzando el 2.9% anualizado. El target de la Reserva Federal es del 2%, ya se estamos por encima.


 

  • Tasas de empleo elevadas y se espera que se eleven aún más. La tasa de desempleo en agosto del 2018 fue del 3.9% que es un nivel bajísimo. Por debajo del 5% se considera que una economía esta en pleno empleo.


 

  • Tasas de interés en aumento y consecuentemente los precios de los bonos bajan. En diciembre del 2015 se inició el proceso de subas de tasas de interés de referencia por parte de la Reserva Federal. Hasta ahora ya hubo 7 y la Fed Funds Rate (la tasa a la cual las instituciones depositarias se prestan saldos entre sí durante la noche) se ubica en el rango de 1.75-2%. El mercado ya se prepara para una nueva suba en septiembre. En el gráfico podemos ver el recorrido de esta tasa, que es la única manejada por la Reserva, desde 1998 a hoy.


 

  • Confianza elevada. En base a datos de Bloomberg, se trata del alza más pronunciada del índice S&P durante un periodo de alza de tasas de interés. A continuación, en el gráfico podemos ver la ganancia del 41% en los 35 meses que transcurrieron desde la primer suba de tasas en diciembre del 2015, en comparación con otros periodos de contracción monetaria.

 

 
Pero en un ciclo ya maduro, hay que ir revisando los causantes de “ruidos”, que pueden generar problemas a futuro. Acá se destacan los siguientes:
 

  • Guerra comercial EEUU vs. China y el mundo. Ya hay aranceles que son efectivos para importaciones de acero y aluminio provenientes de Canadá, México y de la Unión Europea. Sorprendentemente, Argentina y Brasil se encuentran exentos. China, como contrapartida, ya gravó las importaciones de soja provenientes de EEUU favoreciendo en gran medida a Brasil y Argentina que tendrán una clara ventaja comercial. A esta altura y teniendo en cuenta todos los eventos que se dieron en el 2018 (incluido el acuerdo con el FMI), el gran apoyo del país del norte al nuestro ya no creo que nos agarre por sorpresa.

 

  • Las compañías americanas aumentaron su nivel de endeudamiento aprovechando el ciclo tan largo de tasas bajas que hubo durante los últimos años. La contrapartida es que el aumento en el apalancamiento las dejó más expuestas ante cualquier eventualidad que se dé en los mercados.

 

  • La fragilidad de los países emergentes podría generar algún tipo de “efecto contagio” en el resto del mundo.

 
Es importante tener las variables identificadas, tanto los datos macroeconómicos que son positivos como los que pueden llegar a ser causantes de desequilibrios a futuro, para así poder seguirle la pista a nuestras inversiones en EEUU.
 
¿Querés aprender cómo invertir? Sumate al curso completo para Aprender a Invertir en Bolsa que comienza el miércoles 26 de septiembre a las 18:30 hs. Para quienes recién empiezan y para inversores amateurs. Inscripción y más información acá

———————————————————————————————————

La información en este blog pretende ser útil y precisa para sus lectores. Sin embargo notar que no hay garantía de que la información sea precisa o que pueda cambiar de un momento a otro. Por favor notar que las opiniones vertidas en estas notas no constituyen una recomendación de compra o venta de ningún título valor. Quienes escriben estas notas no asumen responsabilidad por potenciales pérdidas que puedan surgir a partir de la lectura de las mismas. 

 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*
*

Facebook
TWITTER
Instagram