La importancia de las ventas: Analizando los reportes de resultados

Antes que nada les dejamos más de nuestros consejos para el ahorro de impuestos en las inversiones. Los bonos soberanos de Brasil siguen exentos de ganancias. Cronista, martes 9/11.

El tema de hoy nos va a ayudar a entender mejor el potencial de crecimiento de las empresas. El colega Andres Cardenal nos compartirá su punto de vista.

 

Escrito por Andres Cardenal, CFA – Sala de Inversión

 

Los reportes de resultados de las compañías que cotizan en bolsa suelen tener un gran impacto sobre los precios de mercado sus acciones. Para analizar esta fuente de información tan importante, no es suficiente con una lectura superficial de los datos. A mayor profundidad en el análisis, mayores son también las posibilidades de obtener conclusiones inteligentes y acertadas en base a esta información.

 

Antes de avanzar en los diferentes rubros que componen un reporte de resultados, es fundamental subrayar la importancia de las ventas. En primer lugar, las ventas nos dicen mucho sobre la capacidad de crecimiento del negocio. Muchas empresas logran incrementar las ganancias a una velocidad mayor que la tasa de crecimiento en las ventas, lo cual a menudo se debe a una dinámica favorable en el modelo de negocios que permite incrementar los márgenes de ganancias sobre ventas a medida que se incrementa la facturación.

 

“Las ventas nos dicen mucho sobre la capacidad de crecimiento del negocio”.

 

Sin embargo, conviene tener mucha cautela en el caso de empresas que reportan sólidos números de crecimiento de ganancias cuando las ventas se encuentran estancadas o en declive. Esto sucede por ejemplo cuando se reducen los gastos o se venden negocios de baja rentabilidad. Si bien en muchos casos la decisión del management de la compañía puede ser acertada, es importante considerar que esta no es una estrategia sostenible a largo plazo. Los costos generalmente no logran reducirse por debajo de un nivel mínimo, y existe un límite a los niveles de eficiencia que se pueden obtener mediante reestructuraciones de negocios a corto plazo.
.

“Conviene tener mucha cautela en el caso de empresas que reportan sólidos números de crecimiento de ganancias cuando las ventas se encuentran estancadas o en declive”.
.

Las ventas son una variable determinante al respecto de la salud del negocio. Los analistas suelen poner mucha atención en las tasas de crecimiento interanual de las ventas, y especialmente en los pronósticos de venta que la compañía brinde al respecto de los trimestres futuros. También es importante medir no solo el crecimiento de ventas en un trimestre, sino la tendencia de aceleración o desaceleración en las tasas de crecimiento. Un crecimiento de ventas de 10% en un trimestre puede ser muy mala noticia si la empresa estaba creciendo a un ritmo de 15% en los trimestres anteriores, pero una muy buena noticia si la compañía está mostrando una aceleración frente a una tasa de crecimiento de 5% en los períodos previos.
.

“Los analistas suelen poner mucha atención en las tasas de crecimiento interanual de las ventas, y especialmente en los pronósticos de venta que la compañía brinde al respecto de los trimestres futuros”.

.
Siempre resulta relevante diferenciar entre los factores permanentes y los transitorios, así como también las variables que son externas a la compañía. Muchas empresas reportan por ejemplo las ventas ajustadas por fluctuaciones en el tipo de cambio o por factores climáticos, ya que tanto el tipo de cambio como los fenómenos climatológicos son variables que no pueden predecirse con precisión y que no dependen de las decisiones del management de la empresa.

.

Profundizando en los reportes de ventas

Además de evaluar las ventas en diferentes períodos, podemos obtener información muy valiosa en base a la composición de las ventas en diferentes líneas de productos y mercados geográficos. En el mismo sentido, comparar las ventas con los márgenes de rentabilidad es importante para determinar si la compañía cuenta con la capacidad de trasladar los aumentos de costos a los clientes.

.

“Además de evaluar las ventas en diferentes períodos, podemos obtener información muy valiosa en base a la composición de las ventas en diferentes líneas de productos y mercados geográficos”.
.

El gigante de indumentaria deportiva Nike (NKE) reportó ventas por 9.900 millones de dólares durante el trimestre terminado en agosto de 2018. El número representa un crecimiento de 10% interanual medido en dólares de Estados Unidos y un aumento de 9% medido en moneda constante, es decir, excluyendo el impacto de las fluctuaciones en los tipos de cambio.

La marca Nike generó ventas por 9.400 millones, aumentando un 10% en moneda constante, mientras que la marca Converse generó 527 millones en el período, aumentando un 7%. Si bien el aporte de Converse es relevante, Nike es claramente la principal marca en términos de volumen de ventas y de tasas de crecimiento para la compañía. El margen bruto de ganancias se incrementó en 50 puntos básicos frente al mismo trimestre en el año anterior, alcanzando un 44.2% sobre ventas. Esto es una muy buena noticia para los inversionistas, ya que demuestra que Nike cuenta con poder de fijación de precios y la compañía no necesitó recurrir a descuentos excesivos de precios para sostener buenas tasas de crecimiento en el período.
.

“Nike cuenta con poder de fijación de precios y la compañía no necesitó recurrir a descuentos excesivos de precios para sostener buenas tasas de crecimiento en el período”.
.

En términos de categorías de productos para Nike, las ventas de calzado fueron de 6.036 millones de dólares, creciendo un 10% interanual. Indumentaria aportó unos 2.949 millones, aumentando 11%. El segmento de equipamiento generó 416 millones de dólares, con una caída interanual de 1%. Los datos claramente demuestran que calzado es entonces la principal fuente de ingresos de la compañía y un segmento fundamental en términos de la performance financiera del negocio a nivel agregado.

Evaluando la distribución de las ventas en diferentes regiones geográficas, unos 4.115 millones de dólares provienen de la región de Norteamérica, con un crecimiento interanual de 6%. La región de Europa, Medio Este y África generó 2.607 millones, con un crecimiento de 9% en el trimestre. La facturación en China aumentó 20%, alcanzando los 1.379 millones, y la región de Asia-Pacífico y Latinoamérica produjo 1.270 millones, creciendo un 14%.

En términos de volúmen, Norteamérica sigue siendo la región más relevante para Nike. Sin embargo, los mercados internacionales generan tasas de crecimiento mucho más atractivas. Si bien el presente de la compañía depende en buena medida de Norteamérica, su futuro parece estar más ligado a la evolución de las ventas en Europa y Mercados Emergentes.

.

¿Estás buscando asesoramiento financiero? ¿Querés invertir de forma inteligente de la mano de especialistas que te guíen? Contactate con nuestro equipo. 

Facebook
TWITTER
Instagram